Este 10 de agosto se ha cerrado al baño la Playa de la Caracola en Benicarló, donde se ha izado la bandera roja que prohíbe entrar en el agua.

Esto se debe a que en los últimos análisis del pasado 7 y 9 de agosto, se han detectado niveles elevados en los parámetros microbiológicos.

Esta situación de contaminación, previsiblemente de corta duración, ha obligado a activar el protocolo establecido en estos casos, tal y como también ha ocurrido este verano en otras playas de Alcossebre y Peñíscola.

Este mismo jueves se han tomado nuevas muestras para analizar de nuevo las aguas y se espera poder conocer los resultados este viernes.

El Ayuntamiento ha expresado que se está buscando la causa de esta contaminación y asegura que se aplicarán las medidas necesarias para evitar futuros episodios como éste.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here