Colector de Vilafranca

El diputado provincial de Ciclo integral del Agua, Renovables, Residuos y Reciclaje, Ignasi Garcia, ha visitado esta mañana la estación de saneamiento y depuración de aguas residuales (EDAR) de Vilafranca acompañado de la alcaldesa de la localidad, Sílvia Colom. La Diputación de Castellón, gestora de la depuradora, ha invertido un total de 1.180.000 euros en la ejecución del colector de aguas pluviales y las obras de mejora de sus instalaciones. Se prevé que la obra quede inaugurada a principios de año próximo.

A partir de ahora, la infraestructura cumplirá con las normativas vigentes en materia de depuración de núcleos de población y de vertido al dominio público hidráulico. Hasta este momento, el efluente de la depuradora en el barranco de la Fos estaba contaminando el pozo Llargueres, que suministra agua a las poblaciones de Benassal y Vilafranca. Por eso, además de la adecuación de la propia EDAR, el proyecto ha contado con la construcción de un colector de pluviales que disminuirá el caudal de lluvia aportada a la red de residuales y evitará, por tanto, vertidos de aguas sin tratar.

Garcia, ha felicitado al personal técnico implicado en este gran proyecto por su «solvencia» en la gestión de los contratiempos generados a raíz de la excavación del colector. Hay que recordar que, a mediados del verano pasado, se detectó la presencia de una roca de gran dureza y estratificada con capas intermedias de arcilla que, además de poner en riesgo la estabilidad de los taludes, podía afectar las edificaciones adyacentes. Esta dificultad constructiva, «imprevisible en la fase de redacción del proyecto», obligó a realizar las excavaciones con especial cuidado y a reforzar la seguridad y la estabilidad del terreno una vez acometida la obra.

El diputado provincial ha manifestado que «se trata del principal reto de ingeniería al que se ha enfrentado el ente supramunicipal en el último año» y ha insistido en seguir en esta línea de trabajo para que «en los próximos cuatro años, las comarcas de Castellón tengan capacidad de depurar las aguas de todos los núcleos poblacionales». «Es responsabilidad de toda la gente, pero especialmente de las administraciones públicas, velar por la salubridad de nuestros acuíferos y para ello hay que invertir en saneamiento y asegurar que reducimos a cero los vertidos de aguas contaminadas», ha dicho. Por su parte, Colom se ha mostrado satisfecha con la solución que ha dado la Diputación a las inundaciones que han afectado recurrentemente la zona baja del pueblo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here